Definir estilo Trading

Ser Trader no es sólo abrir una operación y dejarla correr. Hay que definir una estrategia y en base a ella un estilo que se adaptará según nuestras necesidades.

¿Eres corto placista y te gusta la “acción”, adrenalina? Entonces el Day Trading y el Scalping son para ti o en su defecto odias terriblemente el estrés y por motivos profesionales o personales no puedes mantenerte a la expectativa del mercado, entonces el Position Trading es lo tuyo.

Hay una gran diversidad de estilos que a continuación enumeraré:

 

  • Day Trading.
  • Scalping.
  • Momentum.
  • Swing Trading.
  • Position trading.
  •  

Todos ellos son estilos muy diferentes y según tu perfil de trading podrás adoptarlos:

 

Day Trader

El day trader es aquel que vive de los mercados, que le gusta la acción, la adrenalina; día con día los sigue, tradea a diario es incansable. En una frase “Ama el Casque”.

La única regla del Day Trader que es inviolable es la exposición nocturna, al final del día todas las operaciones sean ganadoras o perdedoras serán cerradas, sin excepción.

Su lema: Nuevo día, nuevas operaciones.

 

Scalping

El Scalping es un estilo de trading no apta para cardíacos ni gente con poca experiencia y capital. Se trata de “jugar” con el rápido y voraz “time frame” de 1 minuto. Donde las tendencias son fugaces y la volatilidad es extrema. Son básicamente operaciones de minutos, segundos incluso donde se tratan de agarrar unos cuantos puntos, normalmente este tipo de operaciones son apalancadas (con margen).

Todo novato comienza en los mercados de esta forma y desgraciadamente termina quebrando su cuenta.

 

Momentum

Este tipo de traders toman posiciones en acciones con alto volumen de negociación y aumento del precio. En otras palabras…
las acciones “calientes del momento” de igual forma las posiciones suelen ser de minutos, horas o toda la sesión.

 

Swing Trading

Los swing traders son aquellos que toman posiciones más allá de un día, puede ser por 3, 4 días, una semana. Se trata simplemente de aprovechar las fases “impulsivas” del precio al ingresar generalmente al final de las fases correctivas.

Para ello se suele utilizar los retrocesos de fibonacci. Como ejemplo sería esperar que la tendencia retrocediera al nivel del 50% y tomar posiciones, colocando el stop loss por debajo.

 

Position Trading

Para todos aquellos que gustan del largo plazo, días, semanas, meses. Para los que gustan de “comprar y mantener”, este estilo de trading es para aquellos que no tengan tiempo o les desagrade el estar activos y con estrés diariamente en el mercado.

Subirse a una tendencia y dejar la posición al final de esta. Tan simple como eso, claro siempre apoyados de los fundamentales.

 

¿Alguno más?

Dentro del swing trading podemos encontrar otros “sub estilos”, el contra tendencia, trading de rango y de tendencia, pero me gustaría tratarlos en otro artículo.

Y estos han sido los estilos de Trading, ¡Encuentra el que más te acomoda y comienza a desarrollar tu estrategia!